Relatos de Ciencia Ficción

Mes: agosto 2012

Diccionario Fundamental Galáctico 02

Una vez conseguido superar el primer impacto causado por el variado mundo del espaciopuerto lo primero que vais a querer hacer es llegar a vuestro hotel y tumbaros en vuestra habitación. Habéis confirmado, en vuestra reserva, que sois humanos (o la agencia de viajes lo ha hecho por Ustedes, en este caso recomendamos siempre de volver a controlar en los papeles de la reserva que vuestra especie se encuentre reflejada con claridad, se han dado numerosos casos desagradables debido precisamente a malentendidos de este tipo).
Una vez llegados al hotel el viajante debe dirigirse a la reception; se suele encontrar justo en frente a la entrada principal, al otro lado de la sala de acogida. En la Tierra todas las receptions siguen la misma lógica constructiva, un mostrador de cierta altura y uno o más ordenadores. En los demás planetas depende de las características físicas de los nativos. Por ello desde que la comunicación intergaláctica se hizo realidad se estableció como norma la colocación de la reception en frente a la entrada principal. Si no la encontráis en esta posición podéis preguntar:
¿Dónde está la reception? Pregunta a la que el nativo suele contestar levantando un apéndice o un arto o una pata o cualquier cosa útil para indicar un punto definido a poca distancia de vuestras narices y en el que no os habíais fijado antes. También cabe la posibilidad que vuestro hotel no sea un HAPVI (Hotel adherido al programa de viajes intergalácticos). En este caso os podéis quejar con vuestra agencia de viajes, pero lo más probable es que no consigáis seguir con vida el tiempo suficiente como para encontrar una salida al problema. Dejo los detalles a vuestra fantasía.
Mi raza respira aire. Es algo arriesgado pronunciar esta frase: “aire” no tiene el mismo significado en otros planetas, en particular extragalácticos. Sería más oportuno especificar que el aire debe de contener un 78% de nitrógeno y un 21% de oxígeno. Sin embargo, en muchos planetas que no han desarrollado la matemática de los porcentajes (normalmente debido a la ausencia de sistemas políticos de representación, y con más frecuencia de políticos mismos) será suficiente remarcar su proveniencia terrícola para conseguir una habitación con atmósfera controlada y la composición óptima de: 21% oxígeno, 3% polvo, 5% hidrocarburos, 9% CO2, mercaptanos, unos cuantos gases menos conocidos y nitrógeno para llegar al 100%. Esta se considera una mezcla representativa de la atmósfera terrestre. Lo del 78% de nitrógeno del que hablan los libros de texto es un puro invento.
No puedo respirar ácido clorhídrico, se me irritan los ojos. En ocasiones se ha dado el caso de alimentadores de aire que no funcionaban adecuadamente: no os dejéis embadurnar por excusas o pretextos ridículos, las costumbres respiratorias de los demás huéspedes del hotel no son asunto vuestro. ¡Exigid aquello por el que habéis pagado!
Esta es mi esposa (o secretaria), no es parte del pago de la factura. Evidentemente las costumbres de los habitantes de los planetas a lo largo y ancho de la galaxia son de lo más dispar, y es bueno dejar las cosas en claro. Esta misma frase puede ser modificada en la siguiente: Esta es mi esposa (o secretaria), no es comida. La aclaración es necesaria en los hoteles que no permiten subir comida a las habitaciones, con total independencia de vuestras intenciones recónditas.
No tengo intención de matar a nadie en mi habitación. Al no ser que sea necesario, claro está y claro se debe dejarlo a la dirección del hotel. En algunos planetas se cobra un sobreprecio para utilizar la habitación a fines de homicidio, suicidio, desmembramiento… algunas cadenas hoteleras lo incluyen como opción con tal de subir el precio de sus habitaciones.
El mobiliario de mi habitación no es el adecuado. Los muebles se deben adaptar a la fisionomía humana: muy pocas especies inteligentes en el Universo son bípedos sexuados y respiradores de oxígeno. El mobiliario debe permitir que os sentéis y os tumbéis sin temor a ser traspasado por una púa colocada dónde no debería, y que resultaría inocua o incluso placentera a un viajero de Altaïr.
Mi habitación huele mal. Es un inconveniente muy frecuente, especialmente en hoteles en los que no existen áreas definidas para las diferentes especies, sino que se acondiciona la habitación para el nuevo huésped. El olor de muchas razas resulta ser desagradable para los olfatos terrestres, así como el olor de los terrestres lo es para olfatos alienígenas. Si el sistema de purificación no es de calidad, o su mantenimiento deficiente, se pueden originar problemas de olores que el hotel suele solucionar haciendo uso de desodorantes perfumados.
El agua de mi habitación me está quemando. Es importante hacerlo presente enseguida a la administración del hotel, ya que el motivo puede ser o bien un reglaje de temperatura excesivo o bien la emisión de agua acidificada o alcalinizada (en ambos casos se desaconseja beber el agua del grifo), ideal para algunas especies pero perjudicial para la salud de los humanos.
No entiendo como evacuar mis excreciones. Quiero un wáter terrestre. Eventualmente podríais aguantar sin afeitaros o sin lavaros los dientes, pero ningún hotel digno de este nombre os dejará colgados a la hora de excretar.
Estoy buscando un ascensor menos rápido. En muchos mundos, cómo se puede ver en el elenco adjunto, las especies locales pueden aguantar aceleraciones extremas sin despeinarse (a veces por falta de vello); no es así para los humanos, ya que su metabolismo podría resultar comprometido por las aceleraciones de 20g (siendo g la gravedad terrestre). Algunos hoteles están equipados con ascensores específicos, y siempre está disponible la alternativa de la escalera de servicio.

Diccionario Fundamental Galáctico 01

Suponiendo que Ustedes hayan sido suficientemente sensatos como para reservar su viaje intergaláctico en una agencia especializada su primera confrontación con la real realidad alienígena viene a ser el espaciopuerto. Es un trámite muy interesante, que permite suavizar el impacto que se sufre en los demás mundos que disponen de una atmósfera respirable: expresión ésta que no hace justicia de la sinfonía, y a veces cacofonía, de olores y aromas que se perciben al penetrar la a veces sutil y a veces espesa atmósfera del puerto.

En estas ocasiones es muy probable que se encuentren en la necesidad de decir algo, y es importante cuidar las formas: no queremos en ningún caso ofender a ninguna especie local, teniendo también en cuenta que algunas de ellas pueden ser muy agresivas (last but not least).

Así pues, hay que evitar expresiones faciales que pueden ser interpretadas como disgusto o repelencia; para ello es imprescindible conocer bien las especies nativas del planeta que vamos a visitar, identificar con exactitud su cabeza y su disposición sensorial y, por supuesto, hacerse con una copia del Diccionario Galáctico de Frases Hechas relativo al mundo destinación.

Las frases que han demostrado ser más útiles en estas ocasiones son por ejemplo:

¿Dónde está ubicada la salida? Pregunta a la que no suele seguir una respuesta vocal, sino el levantamiento de un brazo o de una apéndice a indicar un espacio vacío o una puerta justo a vuestro lado, y un antropomorfizado gruñido y/o sacudida de cabeza cuya traducción es Estos putos turistas y, en algunos casos, Podrías haberte comprado también el Diccionario galáctico de las indicaciones y carteles. Ésta última es una opción nada despreciable, ya que algunos de los nativos se revelan insólitamente agresivos cuando se ven acosados por masas de turistas ansiosos por recibir informaciones. Ha sido editado por el mismo editor y los provechos irán a parar a las mismas cuentas bancarias codificadas en un paraíso fiscal lejos del sistema solar.

¿Dónde está el baño? (la toilette para los más finos). Mucha atención. No hay pregunta más inútil que ésta. El baño está siempre saliendo a mano derecha; sea cual sea el planeta en el que te encuentras, la regla no falla.

¿Cómo se usa el baño? Esta pregunta no es tan sorprendente como puede parecer. En primer lugar hace ya muchos años que los arquitectos diseñadores de espaciopuertos han renunciado a separar los baños masculinos de los femeninos: la proliferación de los métodos de procreación con que el ser humano topó al emprender sus viajes por el espacio fue inesperada. Se creía que los “seres inteligentes” sólo podían reproducirse de forma sexuada, pero en realidad la mayoría de especies extragalácticas se reproducen por esporas, y los métodos de evacuación de los desechos orgánicos son de lo más variado.

¡Taxi! Para subirse a un taxi es imprescindible esperar su llegada en las áreas equipadas para este fin; levantar un brazo o un dedo para que el chófer pare es interpretado en muchas ocasiones como una señal de despecho u ofensa, y en ocasiones ha ocasionado atropellos no involuntarios.

¿Dónde están los autobuses? Por norma general, saliendo a mano derecha; después de los primeros viajes y tropiezos galácticos los turistas suelen aprender a distinguir entre baños y aparcamiento de autobuses. Los autobuses son muy caros, en todos los planetas, pero son una opción interesante para el viajero que quiera vivir una experiencia polimorfa y conocer a seres de otros mundos. Mucho cuidado con las eventuales malinterpretaciones de vuestros compañeros de autobús, acordaos que es necesario haber estudiado la guía del planeta de origen de vuestro interlocutor para poder entenderse y evitar problemas.

¡Cómo me alegro de verte! Es una frase típicamente humana, dirigida al nativo del planeta que os ha ido a buscar al espaciopuerto, que, como muchas frases parecidas del lenguaje terrícola, suele ser falsa. Ni te estás alegrando, ni te importa nada del nativo o de su(s) familia(s). Lo cual no suele ser un problema entre humanos, pero puede representar un obstáculo insuperable con especies telepáticas o empáticas. Pronunciar esta frase sólo si se siente de verdad.

© 2022 Foxx SciFi

Tema por Anders NorenArriba ↑