Nuevo Todo

Muy pronto estará disponible una web completamente nueva, realizada en WordPress, en la que podrás encontrar mis relatos adecuadamente ordenados por ciclo. Así, progresivamente iré eliminando las web propias de cada ciclo de relatos.

En la nueva web también se podrá notar una mejora en la imagen y estará optimizada para la lectura y también el seguimiento de los diferentes ciclos.

Y, por supuesto, nuevo material que ahora se encuentra únicamente en formato papel y manuscrito. Ya lo sabes. Soy un escritor del siglo pasado.

Nueva Web para New Gea

Así como para los relatos del ciclo Causa.Efecto, ahora los relatos de NewGea también estrenan web propia: newgea.alexanderfoxx.es

Actualmente se pueden encontrar allí los tres relatos que ya había publicado en este blog y un nuevo relato, El Derrumbe de las Ciudades, unas 600 palabras intensas para reflexionar acerca del futuro de nuestra Tierra

Causa. Efecto tiene página web

Lo dicho.

He decidido publicar en una web los relatos del ciclo Causa. Efecto: he publicado todos los que he escrito hasta ahora, y cuando acabe algún otro relato lo publicaré también, y pondré un aviso en ‘novedades’ y en este blog…

Os aconsejo que accedáis haciendo click aquí y pongáis la página en vuestros favoritos

Muy pronto otros ciclos de relatos tendrán también su propia web

Foxx News

Es decir… novedades!!!

He por fin podido migrar el blog a una nueva dirección, un subdominio de alexanderfoxx.es

El universo Foxx se está ampliando, mi actividad se ha centrado en la producción de cerveza artesana y he dejado un poco apartada la faceta creativa, en cuanto a publicaciones se refiere. Pero este verano voy a recuperar el tiempo perdido

Es decir… Nuevos relatos!

Y, supongo y espero, esta vez sin la publicidad de WordPress ya que estoy utilizando la versión de 1&1 de la aplicación

He cambiado también la plantilla, ahora utilizo una plantilla más clásica, la TwentyFourteen

Es decir… La plantilla de este año de WordPress, y de momento sin foto de cabecera

Esta plantilla me permite añadir también minientradas etc., recurso que pienso utilizar en el futuro más próximo

Hasta prontísimo!!!

Mi primer relato

1385152_10152164966642345_552750876_nNo había publicado aún en mi blog el primer relato que escribí cuando tenía 16 años y vivía en Italia.

Lo titulé Universos Paralelos, y en la web podéis encontrar también un remake que hice en tiempos más recientes y que fue publicado por la revista miNatura.

Pero nada que ver con el original, escrito con uno de los primeros ordenadores Olivetti un día que me encontraba en el despacho de mis padres y una mosca empezó a molestarme. Cómo no conseguía deshacerme de ella dejé correr la fantasía… y ese fue el resultado.

Asimov el Visionario

Aquí os dejo este breve relato que escribí hace un tiempo, espero que os guste

Para cualquier imperio lo normal es caer. Ser derrumbado. Destruido. Despedazado. Y que no quede nada de ello en pie.

El proceso de destrucción puede ser lento e inexorable o rápido y doloroso.

Isaac Asimov lo sabía perfectamente. Él mismo construyó un imperio. ¿La Fundación? Claro. Y las leyes de la robótica. Y los robots buenos. Y también, no podemos olvidarlo, la Isaac Asimov Science Fiction Magazine que le dieron la influencia que quería, ya que no le bastaba con aparecer en todas las revistas, quería ser una auténtica referencia en el mundo de la ciencia ficción. Todo el mundo sumiso a las leyes de la robótica y a la psicohistoria.

Como si todo ello fuera real. O eso pensaba hasta hace unas horas.

Pero ahora tengo dudas. Desde que entró en mi despacho mi secretaria con un brazo separado del resto del cuerpo pidiéndome que se lo arreglara. Al mismo tiempo, las ecuaciones que había escrito en mi ordenador cobraron sentido y supe exactamente lo que iba a hacer. ¡La posibilidad de derrumbar el imperio de Isaac Asimov estaba en mis manos!

***

Desde su punto de observación privilegiado, Isaac Asimov sintió crecer dentro de sí unos sentimientos nuevos y extraños. Le dejaría hacer lo que creía necesario, sabía perfectamente que la historia del imperio era una farsa. Asimov se había conformado con preparar el camino para Hari Seldon. Y vigilaría durante siglos para que las cosas se desarrollasen cómo la psicohistoria preveía. Muriendo, volviendo a nacer, cambiando de nombre y aspecto. Sin decepcionar.

Al fin y al cabo, él no era más que un robot al servicio de los hombres…

¡¡¡Hasta el próximo relato!!!